Promulgaron la ordenanza que exige rampas en hoteles, restaurantes y complejos turísticos de Paraná

Paraná.(RN). El Ejecutivo municipal de Paraná promulgó la ordenanza que dispone la colocación de rampas de acceso en hoteles, restaurantes y complejos turísticos de la ciudad. Pero eliminó el artículo que ordena a la Secretaría de Planificación confeccionar el proyecto y presupuesto para aplicar los cambios. El Ejecutivo municipal consideró “excesivo” este punto, porque se trata de “instituciones comerciales de propiedad privada, los cuales obviamente tienen la finalidad de lucro”. Subrayó además que en estos casos “la función del municipio debiera circunscribirse al control de su cumplimiento, resultando excesivo pretender que además deba confeccionar los proyectos y presupuestar las obras”. La intendenta Blanca Osuna promulgó bajo el número 9.285 a la ordenanza que establece que hoteles, restaurantes y complejos turísticos deberán instalar en sus ingresos rampas de acceso para personas con distinto grado de discapacidad.

Pero lo hizo con modificaciones. En concreto, la vetó parcialmente y eliminó el artículo 2º, que dispone que la Secretaría de Planificación e Infraestructura, por intermedio de su área correspondiente, sea la encargada de confeccionar, en base a los antecedentes disponibles, el proyecto, cómputo y presupuesto de materiales necesarios para las modificaciones.

Si bien remarcó que “apoya y sostiene desde la práctica, esta clase de medidas destinadas a facilitar la accesibilidad y la utilización por todos los ciudadanos de los espacios de uso público -sean estos de propiedad pública o privada- en condiciones adecuadas de seguridad y autonomía”, aclaró que “no se debe soslayar que, en este caso, se trata de una obligación en cabeza de empresas comerciales, respecto de la cual el Estado tiene el deber de velar por su cumplimiento”, publicó APF.

Señaló además que la supresión del artículo 2º de la ordenanza se hizo en conformidad con el Secretario de Turismo y Deportes de la Municipalidad de Paraná y miembros integrantes del Ente Mixto de Turismo (Empatur), los que plantearon “la salvedad que deberían respetarse las habilitaciones vigentes y ser exigible lo dispuesto para los trámites nuevos o en caso de renovaciones”.

Plazos

Los hoteles, restaurantes y complejos turísticos cuentan con un plazo máximo de 90 días para efectuar las adecuaciones, contados a partir de la promulgación, que data del 11 de mayo. Esto significa que deberían concretarse para agosto.

La Subsecretaria de Planificación considerará las propuestas y, mediante un estudio previo, determinará la ubicación particular de cada emplazamiento.

El decreto de promulgación (Nº 953) tiene fecha del 11 de mayo y fue publicado en el Boletín Oficial del martes 26 de este mismo mes. La ordenanza fue sancionada por el Concejo Deliberante en la sesión del 20 de abril pasado.(RecintoNet)