El control del Senado, eje de una dura puja electoral

El kirchnerismo buscará tener un bloque dirigido por Zannini; la oposición pone 15 escaños en juego

El seguro desembarco de la “primera adelantada” de La Cámpora y la posibilidad de que un subbloque kirchnerista pueda ser comandado desde la presidencia por Carlos Zannini son las notas destacadas que muestran las listas de candidatos para la renovación de un tercio del Senado que se producirá en diciembre próximo.

El recambio también significará un duro desafío para la oposición, que deberá revalidar las bancas obtenidas en 2009, el peor año en materia electoral, de las administraciones kirchneristas.

Así, de las 24 bancas que se ponen en juego en ocho provincias, casi dos tercios (15) corresponden a fuerzas de la oposición. De ese total, nueve corresponden a senadores de la UCR, que tendrá la difícil tarea de sostener un bloque que viene desde hace más de una década perdiendo miembros en cada renovación de la Cámara alta. Por lo tanto, el PJ cuenta con grandes posibilidades de ampliar su ya cómoda condición de primera minoría.

Aunque en política nunca se pueden descartar sorpresas, todo indica que Anabel Fernández Sagasti será la “primera adelantada” de La Cámpora en el Senado, ya que encabeza la lista del FPV de Mendoza. De perfil bajo durante casi todo su mandato como diputada, la joven se convirtió este año en el “látigo kirchnerista” con el que la Casa Rosada hostiga al juez Carlos Fayt para sacarlo de la Corte Suprema de Justicia.

El rival de la dirigente oficialista por ver quién obtiene las dos bancas por la mayoría en Mendoza será nada menos que Julio Cobos, que pretende volver a la Cámara que lo tuvo como presidente durante cuatro años y al recinto, aunque ahora como senador, en el que emitió el famoso y polémico “voto no positivo” que derribó la posibilidad de que la resolución 125 pudiera convertirse en ley.

La Cámpora podría tener su segundo representante en el Senado si María Luz Alonso logra ingresar por La Pampa, donde encabeza la lista del FPV, que comparte con la actual senadora María Higonet. Sin embargo, y a pesar de llevar el sello del FPV, la cuestión no es tan fácil para Alonso, ya que el PJ pampeano, conducido por los dos ex gobernadores Carlos Verna y Rubén Marín, está enfrentado a la Casa Rosada y presentó lista propia encabezada por Daniel Lovera y la actual vicegobernadora Norma Durango. Este escenario ya se registró en 2013, y la lista kirchnerista de diputados, encabezada por Alonso, terminó tercera en la provincia. Si eso se repitiera ahora, la joven camporista se quedaría sin lugar en el Senado, advierte hoy La Nación.

Quien podría caer víctima de esta pelea entre peronistas y kirchneristas pampeanos es la UCR, que pone en juego la banca de Juan Marino. El actual vicepresidente del Senado va por la reelección, pero protagonizará el único caso en el que habrá competencia en las primarias por las candidaturas al Senado. Tendrá como rival al macrista Carlos Mac Allister.

En lo que podría verse como un escaño familiar, el primer candidato por el FPV de Tucumán será José Alperovich. El gobernador ya fue senador y no tiene chances de alcanzar un cuarto mandato consecutivo al frente de la provincia, por lo que intentará retener la banca que desde hace seis años ocupa su esposa, Beatriz Rojkés de Alperovich. Junto al gobernador va Beatriz Mirkin, quien en febrero de 2013 protagonizó un hecho insólito. Elegida diputada nacional, no asumió en diciembre de 2012 porque juró como ministra de Desarrollo Social. Sin embargo, el kirchnerismo necesitó dos meses después de su presencia en el recinto para alcanzar el quórum para tratar el memorándum con Irán. Como en ese tiempo la Cámara baja no había sesionado y, por lo tanto, no había aceptado su renuncia, Mirkin dimitió a su cartera sólo para estar en la sesión y a la semana volver a integrarse al gabinete de Alperovich.

En Tucumán la lista de la principal fuerza de oposición la encabezan la radical Silvia Elías, que busca su reelección, y Pablo Walter, ex Fuerza Republicana y ahora en Pro.

Otra provincia con nombres rutilantes en la pelea por el ingreso al Senado es Santa Fe. En un duelo de ex gobernadores, Pro impulsa la reelección del peronista disidente Carlos Reutemann, mientras que el Frente Progresista lleva al socialista Hermes Binner. En un distrito en el que el PJ resucitó en la última elección, el FPV lleva a Omar Perotti, de gran desempeño en la lucha por la gobernación.

Córdoba es el otro de los cinco grandes distritos electorales que renuevan en este turno. En este caso, la disputa estará centrada entre la alianza Cambiemos, que lleva a un Luis Juez que busca la reelección, y el diputado Carlos Caserio, jefe de campaña del gobernador José Manuel de la Sota. El kirchnerismo buscará terciar en la lucha con el diputado nacional Fabián Francioni.

Otro escenario de tres fuerzas en el que una se quedará con las manos vacías se registra en Chubut. Allí, dos versiones peronistas competirán por la supremacía. Por el FPV, la lista la encabeza el diputado Juan Pais, mientras que por el sector de Mario Das Neves (Chubut Somos Todos) el primer lugar lo ocupa el periodista Alfredo González. El radical Mario Cimadevilla tendrá la difícil tarea de buscar su reelección en este escenario. Por último, en Catamarca, el Frente Cívico intentará retener sus dos bancas con una lista encabezada por el radical Oscar Castillo, que busca su reelección.

El poder que está en juego

Escaños que disputan oficialistas y opositores

Bancas a renovar

De las 24 bancas que se Çponen en juego en 8 provincias, casi dos tercios (15) corresponden a fuerzas Çde la oposición

Los que se van

De los nueve oficialistas que se van del Senado, 6 son del Frente para la Victoria y tres son aliados. De los 15 opositores que también renovarán en el Senado 9 pertenecen a la UCR, 3 al PJ disidente y 3 al FAP