Medicamentos: El PJ reflota un proyecto de Montiel y crea un sociedad del Estado con 60 millones

Se trata de la polémica fábrica de medicmentos genéricos que iba a funcionar en Federal y que fue desactivada por el oficialismo. Ahora piensan instalarla en Paraná y arrancar con una cifra varias veces millonaria

Paraná.(RN). Un diputado oficialista retomó el debate por la producción pública de medicamentos, y para ello recurrió a una iniciativa impulsada por el ex gobernador radical Sergio Montiel en 2003 cuando proyectó la creación de una planta provincial de medicamentos genéricos, denominada INFADER S. A., por Decreto N°1767/03, que se llevaría a cabo en Federal. No obstante, este proyecto quedó desactivado con las sucesivas gestiones provinciales por falta de impulso y por presión de los laboratorios.

Ahora, a través de un proyecto de ley, Luis Jakimchuk (FpV-Concordia) quiere que el Estado provincial transforme esta firma entrerriana en una Sociedad del Estado, y capitalizarla con una cifra varias veces millonaria. Además, dispone que el domicilio legal de la firma esté en Paraná, “sin perjuicio de lo cual podrá establecer sucursales en cualquier otro lugar que así se determine”. En el texto, al que accedio RecintoNet, no se especifica de dónde ni cómo se administrarán los fondos. La gestión de Urribarri lleva creadas más de media docena de Sociedades sin que se haya conocido hasta la fcha su aciconar y/ resultado.

En el proyecto, ingresado el viernes en la Cámara Baja y al que accedió Recintonet, se autoriza al Poder Ejecutivo “a proceder a la transformación de la sociedad INFADER Sociedad Anónima, propiedad del Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (IAFAS) y del Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos (IAPSER) en Industrias Farmacéuticas de Entre Ríos Sociedad del Estado (INFADER SE) de conformidad a lo previsto en la Ley Nacional Nº 20.705”. De la misma forma, autoriza al Ejecutivo a “realizar las transferencias presupuestarias” a favor del IAFAS y del IAPSER “en concepto de compensación del capital oportunamente aportado para la constitución y normalización de INFADER SA”.

Asimismo, autoriza al Ejecutivo a “capitalizar a la empresa Industrias Farmacéuticas de Entre Ríos Sociedad del Estado en un monto de Pesos sesenta millones ($ 60.000.000,00) cuyo principal destino será la construcción de una planta farmacéutica y constituir las reservas de capital necesaria para su funcionamiento y consolidación”; así como se lo autoriza a “realizar aportes operativos de hasta la suma de pesos diez millones ($ 10.000.000,00) que se destinarán a sostener las actividades iniciales de Industrias Farmacéuticas de Entre Ríos Sociedad del Estado y a conformar el capital de trabajo inicial”.

En el artículo 5 se indica que INFADER S.E. “se someterá en su constitución y funcionamiento a las normas que regulan las sociedades anónimas dispuestas en la ley 19.550 y sus modificatorias”, y en el siguiente se autoriza al Ejecutivo a redactar el Estatuto de la empresa estatal, el que deberá ajustarse a los contenidos mínimos que establece el proyecto de ley presentado por el diputado concordiense.

Entre otros aspectos, el proyecto indica que “el término de duración de la sociedad se establece en veinte (20) años contados desde la inscripción del Estatuto en el Registro Público de Comercio”; mientras que el objeto de INFADER SE será “dedicarse por cuenta propia o de terceros y/o asociada a terceros, a la organización, gerenciamiento y gestión de sistemas parciales e integrales de control, provisión, logística, distribución y comercialización de medicamentos, drogas e insumos de farmacias y de establecimientos de Salud Pública de Entre Ríos, pudiendo extender su oferta de bienes y servicios a otras jurisdicciones de la República Argentina. Podrá asimismo importa y exportar bienes y servicios vinculados a su actividad, y participar de licitaciones y demás procedimientos de contrataciones nacionales e internacionales, privadas y públicas en nuestro país y en el extranjero. De la misma manera su objeto alcanza a la diagramación, organización, gerenciamiento y gestión de sistemas públicos, privados o mixtos, parciales e integrales de seguros de salud, de obras sociales, mutuales y de control de presentismo, enfermedades, accidentología y salud laboral”.

Y sigue: “Queda facultada para que por cuenta propia o de terceros y/o asociadas a terceros, explote productiva y comercialmente, laboratorios, distribuidoras mayoristas, droguerías y establecimientos de venta al público de especialidades medicinales para uso humano y/o veterinario, como así también desarrolle e impulse toda actividad vinculada a la investigación y desarrollo de productos, insumos, drogas y todo otro elemento y proceso que implique su aprovechamiento y utilización en la industria del medicamento y la salud humana y animal. INFADER SA es mandataria del Estado de la Provincia de Entre Ríos para el cumplimiento de su objeto social y de toda otra actividad lícita relacionada y/o que específicamente se encomiende mediante mandatos u órdenes que surjan del Poder Ejecutivo”.

El proyecto, además, incluye especificaciones sobre la constitución de las acciones, asamblea de accionistas, la dirección y administración, entre otros puntos.

Argumentos

Según Jakimchuk, “desde esta gestión gubernativa se realizaron varios intentos como el caso de reflotar y reorganizar a INFADER SA que es una empresa creada por decreto del Poder Ejecutivo por allá en el año 2003; pero que lamentablemente al quedar en la órbita de institutos y entes –si bien descentralizados- sometidos a una lógica y a un movimiento operativo comercial y de trabajo propios de las actividades que les son mandadas por ley, no han podido, sabido, querido o tenido la atención y/o capacidad a través de todos estos años, de darle impulso y conclusión a las distintas iniciativas”, y recordó que ya impulsó en la Cámara Baja “varias iniciativas para dar un marco normativo adecuado a las actividades de la empresa estatal, tal como resultó la ley 10350. Lamentablemente, tampoco con ello se ha podido dar un desenlace feliz a todas estas expectativas y proyectos”.

Por estos motivos, interpretó que con esta iniciativa que promueve se dará lugar a “una herramienta estratégica para el desarrollo presente y futuro de las políticas públicas de salud”.
Y consideró: “No debe tampoco pasarnos inadvertido que la transformación de INFADER SA en INFADER SE también traerá aparejada la consolidación de la provincia de Entre Ríos como un polo de desarrollo productivo y tecnológico, público y privado, impulsando la investigación, desarrollo, producción y comercialización nacional e internacional de productos y servicios farmacéuticos y de salud en general”.

 

Una polémica

En 2012 hubo un cruce de reproches, precisamente entre Jakimchuk y el dirigente radical, Alberto Rotman, sobre la producción pública de medicamentos en Entre Ríos. Rotman había acusado al justicialismo por la falta de avance, en sus gobiernos, sobre la empresa de medicamentos que impulsó la gestión radical. Jakimchuk le salió al cruce, destacó políticas nacionales, valoró los emprendimientos privados que se realizaban en la provincia y afirmó respecto a la producción estatal: “Como lo sostiene la doctrina justicialista, el papel del estado es subsidiario en tanto y en cuanto no existan actores no estatales que puedan ejercer la actividad en las condiciones que se necesitan. El gobierno provincial sería (a mi entender) totalmente irresponsable, comprometiendo al erario público si pretendiera levantar un laboratorio exclusivamente estatal, cuando es factible conseguir los productos a precios razonables en el mercado”. (RecintoNet)