Fiscalías Ambientales: Diputados pasó a comisión el proyecto de Gerdau

Paraná.(RN). La Cámara de Diputados giró este martes  a  la comisión de Legislación General el proyecto de ley que propone crear, en el ámbito del Ministerio Público Fiscal, la unidad fiscal de investigación en materia ambiental. La iniciativa es autoría del senador provincial Natalio Gerdau (Gualeguaychú), y tuvo media sanción del Senado el 22 de julio de este año. El texto fue bien visto por ambientalistas.

Al momento de ser aprobado en la Cámara Alta, Gerdau advirtió que “se ve la necesidad en el marco del desarrollo social, la defensa del medio ambiente, pensando en las próximas generaciones. Queremos sancionar a quienes ataquen el medio ambiente”. E historió la toma de conciencia de la humanidad en relación a la necesidad que ha ido surgiendo en el sentido de defender el medio ambiente. Destacó que la reforma de la Constitución Nacional de 1994 consagro la necesidad de defender el ambiente. Añadió lo que indica el artículo 22 de la Constitución Entrerriana, y agregó que en la carta magna también se apunta a lograr la sustentabilidad.

También mencionó antecedentes internacionales en relación a la creación de fiscalías ambientales, como así también lo que aconteció en la provincia de Corrientes. Informó que hay varias provincias que tienen proyectos en el mismo sentido, como por ejemplo, Buenos Aires.

“No debo pasar por alto que, como ciudadano común, primero, y actualmente como legislador, pero más aún, como gualeguaychuense, he vivido de cerca la `lucha ambiental´ en mi ciudad natal, a través del incansable trabajo de la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, en pos de un ambiente sano y en contra de la instalación de las papeleras contaminantes en la hermana República Oriental del Uruguay a la orilla del río homónimo, en la ciudad de Fray Bentos. Y en tal sentido, entiendo que este tipo de lucha, no sólo debe ser acompañada en su militancia permanente en la concientización de la protección del medio ambiente, sino también en procurar herramientas eficaces a fin de paliar el delito ecológico”, expresó entonces también Gerdau.

En ese sentido,, explicó que el proyecto “procura que la intervención del Ministerio Público se erija como un garante en defensa del orden público ambiental, ya que resulta apto para prevenir el daño, actuar preventivamente, solicitar informes a los organismos oficiales con competencia ambiental, y optimizar las mandas legales que desbordan a las tradicionales instituciones en la temática ambiental”.

Es así que “en este contexto, se convierte en necesario y oportuno –por obedecer a razones de fondo- la especialización de un funcionario judicial a fin de que quede a cargo del cuidado del medio ambiente. Entre aquéllas razones debemos mencionar que el bien jurídico protegido es supra-individual e inter-generacional, desde que compromete a grupos indeterminados, con posibilidad de trasvasar límites territoriales y generacionales de personas. Se hace necesario, entonces, de un funcionario judicial específico con conocimientos especiales en la materia para la investigación de los delitos ambientales. Las distintas fiscalías toman -a menudo- temas relacionados con daños ambientales, pero lo hacen de buena voluntad, sin la formación profesional necesaria para hacerlo. Esto aumenta mucho las posibilidades de error en un tema muy delimitado desde lo técnico”.

En definitiva “la creación de las fiscalías ambientales es una consigna pendiente en las administraciones locales, en su carácter de dueñas originarias de los recursos existentes en su territorio.- La idea es apuntar a la creación de las fiscalías ambientales como primer paso en la progresividad de los objetivos ambientales y así introducir el tema ambiental en el sistema de Justicia, para luego apuntar a la creación de tribunales específicamente ambientales, con competencias, conocimientos técnicos y equipos periciales propios”.(RecintoNet)