Ni una menos: Reconocieron el cuerpo ultrajado de Josefina

Paraná.(RN).El fiscal de Concordia Fabio Zabaleta dijo este martes por la noche que los padres de Josefina López reconocieron el cadáver de la joven. Lo hicieron a partir de un piercing que tenía en el ombligo y otros detalles de la ropa. A su vez, se detuvo al supuesto autor del hecho, Juan Carlos Acuña, quien incluso habría reconocido el crimen. La Policía de Entre Ríos encontró en horas de la tarde el cuerpo de la joven de 17 años, que estaba siendo buscada desde el 29 de julio. Según se pudo saber, el cuerpo encontrado no tiene la cabeza ni los brazos, evidentemente trozados por el autor del aberrante hecho.

El cuerpo destrozado de Josefina López fue encontrado en la tarde del martes, entre pajonales, en el parque de las ruinas de San Carlos, es decir a escasos metros del lugar donde reside la familia de la víctima. El autor, que sería un allegado a la familia directo de la joven, habría dejado el cadáver, luego de cortarle la cabeza y desaparecerla de la zona, desde hace algunos días. También le arrancó y escondió los brazos, evidentemente para que no se la pudiera identificar.

La Policía encontró elementos que indicaban que se trataba de Josefina por la coincidencia de la ropa que tenía el día que desapareció -el 29 de julio-, como así también otros detalles (como aros en el cuerpo). En horas de la noche, los padres de la chica concurrieron a la morgue y pudieron reconocer las partes del cadáver, totalmente ultrajado por el autor de tan aberrante crimen. Al parecer, el piercing en el ombligo de la piba fueron determinantes, al igual que la ropa.

Según informó diario Río Uruguay, cerca de las 22 fue sido detenido un hombre de 46 años, tío de la joven, ya que era la actual pareja de la hermana de la mamá de Josefina. En rigor, es el principal sospechoso e incriminado por las pruebas de la causa, entre ellas el último entrecruzamiento de mensajes que tuvo Josefina fue justamente con este hombre identificado como Juan Carlos Acuña, de 46 años, quien tiene antecedentes de “tentativa de violación” por un hecho que habría ocurrido en la provincia Buenos Aires. Cumplió una condena de 7 años de cárcel (que se redujo por buen comportamiento), tras intentar violar y asesinar a otra joven, de 14 años, a quien había dado por muerta luego de golpearla salvajemente en un hecho registrado hace ya un tiempo en la provincia de Buenos Aires y tras lo cual la chica lo denunció ante la justicia.

Por otro lado, las fuentes judiciales confirmaron que los restos hallados se limitan al torso y las piernas de la víctima, por lo que con el amanecer de este miércoles seguirá el rastrillaje para dar con el resto del cuerpo. El médico forense precisó que, por el estado de descomposición, la joven había sido asesinada hace aproximadamente tres semanas, justamente cerca de la fecha que desapareció y que fue vista con vida por última vez. Tanto los funcionarios judiciales como la policía adelantaron que tenían por delante una madrugada donde habría allanamientos y otros procedimientos para sumar más pruebas a la investigación por femicidio.

Al parecer, el autor del hecho, tío de la joven, se habría quebrado y reconocido ser el único responsable de la muerte de su sobrina.

Fuente: Análisis Digital