Impulsan una ley para de mecenazgo para la educación

Paraná.(RN). En la última sesión del Senado entrerriano tomó estado parlamentario y fue girado a la comisión de Educación, un proyecto de ley de Natalio Gerdau (Gualeguaychú), por el que propone la creación del “Régimen Provincial de Fomento del Mecenazgo para la educación”. La iniciativa vuelve a poner en discusión esta temática, ya que fueron varios los proyectos que al respecto fueron ingresados en años anteriores pero no tuvieron sanción.
Este Régimen apunta a “permitir y facilitar la participación de personas físicas y jurídicas en la promoción y fomento de la educación en todas sus formas y, en especial, en artes y oficios productivos”, según el artículo primero del programa a crearse. Además, entiende por mecenazgo el “estímulo o la promoción de proyectos o actividades educativas o formativas, efectuado por personas físicas o jurídicas que sean contribuyentes o responsables del impuesto a los Ingresos Brutos, a través de actos de donación, consistentes en aportes dinerarios”.
Según indica el proyecto, al que accedió Recintonet, el mecenazgo se hará “como un complemento y no como una sustitución de las obligaciones del gobierno”, por lo que se buscará estimular el desarrollo de proyectos educativos en escuelas técnicas, agrotécnicas y de artes y oficios que promuevan la investigación o el mejoramiento de actividades productivas; aportar al mantenimiento de las instalaciones de los talleres, laboratorios y de la maquinaria utilizada para la capacitación de los estudiantes y a la renovación de las maquinarias e instalaciones utilizadas; y se podrá colaborar en el desarrollo y modernización de la infraestructura de las instituciones educativas afectadas a la enseñanza de artes y oficios a los estudiantes.
Los aportes que realicen los mecenas “serán consideradas como un pago a cuenta del impuesto sobre los Ingresos Brutos correspondiente al ejercicio de su efectivización”.

Serían favorecidos por este Régimen de donaciones Asociaciones Cooperadoras Escolares o alumnos de instituciones educativas reconocidas por el Consejo General de Educación (CGE).
Proyectos anteriores
El primero en impulsar este tema fue el ex senador radical Juan Carlos Arralde, quien había promovido en 2003 una iniciativa de mecenazgo cultural que, tras recibir media sanción de la Cámara Alta, nunca fue tratada por Diputados. El entonces legislador proponía, entre otros puntos en ese texto, la inversión empresaria en proyectos, a través de la figura del mecenazgo, que los particulares podrían realizar destinando fondos o bienes a través de patrocinios o donaciones. “El sector privado tiene en la ley un rol activo pero nunca reemplazante del papel principal del Estado. El estímulo del uso de esta modalidad lo constituyen los incentivos fiscales que permiten al empresario benefactor deducir de sus pagos de Impuesto a los Ingresos Brutos hasta el 50 % de la base imponible sobre la cual se calcula el impuesto a pagar”, explicaba Arralde.
En 2004, en tanto, el también ex senador provincial Oscar Herdt (PJ), impulsó un texto que establecía un mecanismo por el que personas físicas o jurídicas habrían podido financiar los estudios curriculares de personas que carecen de recursos económicos para afrontarlos, monto que iba a ser deducible de impuestos provinciales. En este caso, los beneficiarios serían las personas que cursen o deseen iniciar el cursado de los estudios curriculares. Tampoco avanzó en la Legislatura.
Más cercano en el tiempo también el actual diputado provincial Jorge Monge (UCR-Diamante) propició un texto de ley sobre mecenazgo cultural, que a la fecha no ha sido estudiado en comisión. La iniciativa estructura un sistema de incentivo tributario destinado a promover la participación privada a través de la imputación como pago a cuenta del impuesto a los ingresos brutos, de un porcentaje mínimo (1%) de lo abonado en el ejercicio fiscal anterior por el contribuyente, deduciéndose la totalidad de lo aportado en el caso de la categoría “benefactores” y del cincuenta por ciento (50%) en el caso de los “patrocinadores”.(RecintoNet)