En Diputados piden la emergencia agropecuaria y un plan de ayuda al campo

Paraná.(RN).Un proyecto de ley presentado en la Cámara Baja pide que se declare la “Emergencia Agropecuaria por el período 2015/2017, que abarcará la producción agrícola-ganadera y en particular la producción de citrus, algodón, leche, arroz, miel y trigo”. Además, la iniciativa a la que accedió Recintonet y fue presentada por María Emma Bargagna (Fap-Paraná), detalla una serie de medidas que deberán ser “adoptadas con urgencia” y que se “pondrán en vigencia y tendrán plena operatividad a partir de la fecha de sanción” del texto de ley, como un “plan de salvataje para campear la crisis”, como señala la diputada en la fundamentación del texto.

Así, las medidas que propone la legisladora socialista son:
1.- Por los períodos anuales fiscales 2015/2016 y 2016/2017 se reconoce una quita del cincuenta por ciento (50%) sobre el importe del Impuesto Inmobiliario Rural. Sobre el cincuenta por ciento (50%) restante la Administradora Tributaria de Entre Ríos establecerá un Plan de Refinanciación anual pagadero en cuotas bimestrales.
2.- En casos de contribuyentes que hayan satisfecho el 100% del importe del Impuesto Inmobiliario Rural por el período 2015/2016, se considerará crédito fiscal a su favor el 50% del importe efectivamente abonado.
3.- La Dirección de Recursos Naturales y/o el Ministerio de la Producción, indistintamente, elevarán al Poder Ejecutivo y éste a cualquiera de ambas Cámaras de la Legislatura de la Provincia los proyectos de ley que corresponde sancionar por la Legislatura, como consecuencia del dictado de los Decretos de aprobación de superficies destinadas a la preservación del Monte Nativo.

Sin perjuicio de dicho trámite, aquellos propietarios de Monte Nativo que cuenten con el Decreto de reconocimiento respectivo, podrán exigir a la A.T.E.R el reconocimiento de las ventajas impositivas reconocidas por la Ley nacional y provincial, correspondiéndoles el beneficio desde la fecha del dictado del Decreto.

Los excedentes del importe que les hubiera correspondido pagar en concepto de Impuesto Inmobiliario Rural por el reconocimiento aludido se considerarán créditos a favor del contribuyente.
4.- El importe de las multas formales cobradas por A.T.E.R hasta el momento de entrada en vigencia de esta Ley, en concepto de pago tardío o falta de pago del impuesto inmobiliario rural, será disminuído al 50% de su valor total y el 50% restante refinanciado en cuotas bimestrales.
5.- Se encomienda al Gobierno de la Provincia gestione ante el Banco de la Nación Argentina y el Gobierno Nacional el otorgamiento de créditos para la refinanciación de pasivos agropecuarios por la suma de PESOS UN MIL SEISCIENTOS MILLONES ($ 1.600.000,00) que serán avalados por la Provincia, cuando corresponda, con garantía de fondos de la coparticipación federal de impuestos.

Los créditos deberán orientarse a beneficiar pequeños y medianos productores agropecuarios de Entre Ríos, considerándose un plazo de gracia de un (1) año para el comienzo de la amortización, el recupero del préstamo en cuotas accesibles y a bajo interés que contemple especialmente las siguientes situaciones: productores con ejecuciones fiscales por falta de pago de impuesto inmobiliario rural; unidades productivas familiares; arrendatarios; productores de citrus (en todas sus variantes) y de algodón, leche, miel, trigo, arroz, girasol, maíz; productores endeudados con proveedores, cooperativas agrícolas, servicios agrícolas, bancos, fisco o empresas de transporte.
6.- A partir de la sanción de esta Ley, quedan eximidas del pago de ingresos brutos las Cooperativas con sede en nuestra Provincia y las empresas prestadoras de servicios agrícolas.
Por qué
“La propuesta es producto de las innumerables peticiones que el sector agropecuario le ha hecho llegar a este gobierno”, explicó Bargagna. Y marcó: “Las causas graves del clima de crisis que enfrentan hoy los productores entrerrianos debe buscarse en el gobierno nacional. Sin embargo, las políticas territoriales también afectan y coadyuvan a empujar a la ruina a los productores del campo”.
Y detalló: “Los números deficitarios, la baja rentabilidad y la tendencia a la disminución de las fuentes de producción y a la producción misma de granos, citrus, leche y carne, han sido puestas en conocimiento del gobernador, del ministro de la Producción y del Director de la A.T.E.R en múltiples oportunidades. Pero no se ha querido oír. El campo ha sido el mejor aportante a las políticas de este gobierno”.
“Negar esa realidad u ocultarla es una necedad. Todos sabemos cómo están nuestros productores”, enfatizó la diputada, que convocó: “La Legislatura de la Provincia debe considerar su representación popular y su condición de caja de resonancia de las demandas de la sociedad, recuperando el rol protagónico que la hora nos exige”.(RecintoNet)