El campo sigue la protesta hasta el lunes

Paraná.(RN). Los ministros de Gobierno, Gabinete y de Economía, Adán Bahl, Hugo Ballay y Diego Valiero recibieron al cierre de la tarde  a una comitiva del sector agropecuario para atender el reclamo de los productores, que desde la mañana, protestó por políticas que descompriman la tensión financiera que atraviesan. La marcha arrancó en el acceso norte de la ciudad  de Paraná y se trasladó luego a las puertas de la Casa gubernamental donde hubo forcejeos y momentos de tensión.  Pasada la siesta entrerriana, el campo seguía apostado en la explanada hasta que fue recibido por los funcionarios. De todos modos, la propuesta que plantearon no alcanza a superar el 5 por ciento de lo que necesita el sector , por lo que no descartan quedarse el fin de semana y esperar que el lunes los reciba el gobernador Sergio Urribarri.  para ver si mejora la oferta que hicieron sus voceros.

En la reunión con funcionarios, que tuvo lugar en la tardenoche de este jueves, estuvieron presentes también funcionarios del Banco de Entre Ríos, casa a la que recurrirá el gobierno para agilizar parte del financiamianeto que necesitan los productores.

“Transparentaron la situación. El gobierno reconoció que no puede conseguir lo que el campo necesita o , de lo que necesitamos para poder seguir trabajando, sólo un cinco por ciento”, dijo el presidente de FARER, Jorge Chemes, al cierre de la jornada en la que arrancaron del gobierno el compromiso de una nueva reunión el lunes, pero esta vez con el gobernador.

“El lunes se verá si se pueden mejorar las condiciones de este pedido de salvataje. Vemos con mucha preocupación que no haya voluntad política de darle al campo el lugar que tiene cuandoa  otros sectores se los beneficia con diferentes medidas, nosotros seguimos sobrecargados de presión impositiva y políticas en contra, aún cuando somos los que más aportamos a las arcas del Estado. De la cosecha de soja del año pasado, Entre Ríos le dio a la Nación 250 millones de dólares”, mostró Chemes.

La protesta

Antes del mediodía camionetas, vehículos, y tractores llegaron al centro cívico con banderas argentinas, identificatorias de las rurales y de las entidades que agrupan a productores de la provincia para reclamarle al gobierno un giro en la spolíticas impositivas. La medida se enmarca en el plan de lucha del Comité de Crisis y se concreta luego del paro nacional de comercialización dispuesto por la Mesa Nacional agripecuaria.

El gobierno maximizó el perfil de la protesta y obligó a evacuar el edificio aún cuando los trabajadores de la provincia no corrían ningún riesgo. Los momentos de tensión llegaron cuando desde el gobierno se dilató el pedido de una reunión y tras la decisión  de los ruralistas de ingresar por la fuerza al  lugar, frente a lo que la policía respondió repeliendo a los manifestantes,  a los que antes habían contenido sin armas y sólo con una barrera humana que no alcanzó, en cambio, para frenar los tractores que treparon hasta la puerta principal de la Casa.

En la manifestación, agentes de seguridad resultaron heridos ya que el impacto de objetos arrojados por el aire, que en su mayor parte fueron restos óseos de vacas, les provocaron algunas lesiones que debieron ser atendidos por profesionales médicos.

El campo estudiaba la posibilidad de que sólo una comitiva se reúna con el gobernador Sergio Urribarri aunque finalmente dialogaron con sus ministros En la explanada de Casa de Gobierno, se hizo presente el fiscal Francisco Ramirez Montrull,  quién pidió a los dirigentes rurales que atenúen la protesta a fin de garantizar la seguridad de las personas y la propiedad del Estado.

El campo  seguirá apostado en la explanada de la Casa este fin de semana a la espera de que el lunes, finalmente, los reciba el gobernador.

(RecintoNet)