Los ministros, los ausentes en la Legislatura

Pese a haber sido convocados por la oposición, los proyectos no avanzaron en Diputados y fueron archivados. Quiénes fueron los últimos en asistir.

Paraná.(RN). En los últimos cuatro años la gran ausencia en la Legislatura la dieron los ministros del Gabinete provincial de Sergio Urribarri. En principio, los pedidos de los diputados de la oposición que requerían la presencia de los funcionarios en el recinto no avanzaron en las comisiones a los que fueron girados, e inclusive fueron archivados meses atrás, pero tampoco surgió de los propios funcionarios la intención de presentarse en forma voluntaria en ese ámbito y responder a los requerimientos de los legisladores de las bancadas que no responden al FpV.
Fueron al menos siete las ocasiones en que, durante estos cuatro años, la oposición pidió convocar a determinados ministros urribarristas para que respondan a las inquietudes sobre temas puntuales que en un momento puntual tomaron estado público. La última de estas convocatorias ocurrió hace poco, cuando el diputado provincial Lisandro Viale (PS-Paraná) presentó un proyecto de resolución en el que solicitó convocar al ministro de Salud, Carlos Ramos, al recinto de la Cámara Baja a fin de brindar información respecto a diferentes puntos relativos a la conformación de la empresa Salud Entre Ríos Sociedad del Estado. Este texto aún aguarda en la Comisión de Asuntos Constitucionales, aunque el ministro a quien se busca interpelar ya cuestionó el requerimiento.
En declaraciones radiales que reprodujo en su momento Recintonet, Ramos dijo al ser consultado por el pedido de Viale: “Siempre estamos predispuestos, también está bueno que no solo hagamos las explicaciones para el show, está bueno que nos sentemos a discutir”, y criticó que el diputado no lo llamara, pese a que la convocatoria al recinto es un camino institucional válido: “La verdad no he tenido ni un llamado por teléfono de este diputado para poder sentarnos y charlar el tema”.
Una de las primeras iniciativas archivadas fue el proyecto de resolución, también presentado por el socialismo, por el que pedía que fuera citado a la Cámara Baja el entonces ministro de Salud Hugo R. Cettour, para que brinde explicaciones e informes en relación a la situación de la niña de 11 años embarazada y a quien se le había impedido el aborto terapéutico. El texto había ingresado en febrero de 2012, pero fue archivado el 18 de junio de 2013.
En febrero de 2013 también la oposición requirió citar al ministro de Planeamiento, Infraestructura y Servicios, Juan Javier García, para que brinde información sobre el acuerdo de adhesión a la propuesta de reconversión del Programa Federal Plurianual de Construcción de Viviendas de Entre Ríos. El proyecto no fue archivado todavía, pero tampoco se aprobó para que el funcionario asista al recinto. El mismo ministro fue citado por otro tema en agosto del año pasado: la oposición quería que dé información respecto de la obra de acueductos La Paz-Estacas. Hasta el momento la iniciativa está en comisión.
Tampoco estarán obligados a asistir a la Cámara Baja los ministros de Educación, Deportes y Prevención de Adicciones, Eduardo Lauritto; y de Planeamiento, Juan Javier García, para dar explicaciones e informes vinculados con el denominado “Estadio Deportivo Único”, que se iba a construir en Paraná, pero cuyos trabajos nunca iniciaron. El proyecto para convocar a los funcionarios tomó estado parlamentario en septiembre de 2013, y en abril de este año fue enviado al archivo.
Otros dos textos de resolución que fueron archivados al cumplirse un año de su ingreso en la Cámara pedían convocar al ministro de Producción, Roberto Schunk. El primero, pedía que el funcionario informe sobre las transferencias de recursos realizadas a las firmas: BSV Senor, Grupo Senor, Grandes Máquinas Concepción del Uruguay SA, S Consulting, UPS Management y/o Business Hub, por las polémicas cosechadoras que iban a venderse a Angola. La otra iniciativa, en tanto, pedía a Schunk información sobre la situación financiera de Procesadora Ganadera Entrerriana SA, Cooperativa Tambera de Paraná y del estado del recupero del préstamo concedido a Grandes Máquinas de Concepción del Uruguay. Los dos proyectos tomaron estado parlamentario en abril de 2014, y fueron archivados en abril de este año.
Las últimas intervenciones
A fin de junio de 2010 la Cámara Baja se reunió en conferencia para recibir el entonces presidente de la comisión Administradora de Fondos de la Represa Salto Grande (Cafesg), Hugo Ballay, para que exponga la postura de su organismo sobre el manejo de los fondos de la entidad. En ese ámbito, el funcionario se negó a dialogar con el cuerpo legislativo, entendiendo que no le correspondía dar explicaciones al no poseer rango ministerial y que solo respondería pedidos de informes remitidos por el Poder Ejecutivo; y argumentó que todo lo que debía decir fue volcado en el informe que ofreció a la Bicameral y que también quedó a disposición de los legisladores.
En diciembre de 2010 el bustismo había pedido la presencia del ministro de Planeamiento Guillermo Federik, para que brinde información sobre el Plan Estratégico Territorial y las Actas de Reparación Histórica. En la primera convocatoria el funcionario se excusó de asistir, pero cuando concurrió, en febrero de 2011, el bloque bustista –que lo había citado- se retiró y no dio quórum.
Tres años antes, en mayo de 2007, Gustavo Bordet, entonces ministro de Salud y Acción Social, también fue a la Cámara Baja. En esa ocasión, fue requerido por los legisladores por el caso de la transfusión de sangre que determinó el contagio con VIH de una mujer que fue a dar a luz en el Hospital San Roque en octubre de 2006. “Es lamentable que este hecho haya sucedido en nuestros hospitales públicos, donde funcionan todos los planes nacionales y provinciales, donde hay una mecánica y protocolo que se sigue, en este caso puntual en el servicio de homeoterapia, y que dejan de ser eficaces cuando hay un error humano: lo que sucedió fue un error humano, un caso típico de mala praxis”, dijo entonces Bordet. Y afirmó: “Los procedimientos que se realizaron, tanto en el hospital San Martín y en el San Roque fueron correctos, no se falló en absolutamente en nada. Lo que sucedió es que la persona que tenia a cargo hacer sus registros se equivocó, lo que provocó que se transfunda a una paciente sangre infectada con HIV”.
Pedidos de informes

Otra particularidad de estos cuatro años de mandato legislativo que culminarán en diciembre es la falta de respuesta a los numerosos pedidos de informe que presentó la oposición durante su representación en la Cámara Baja. (RecintoNet)