Maestros paran por 72 horas

Así lo resolvieron en el Congreso de Colón. El gobierno tiene hasta el 5 de octubre para ofrecer una propuesta.

Paraná- (RN). AGMER emplazó al Gobierno a constituir un ámbito de negociación salarial antes del 5 de octubre. En caso de no hacerlo, se efectivizarán 72 horas de paro antes del 16 de octubre. Así lo acaba de resolver el Congreso Extraordinario de ese sindicato, que deliberó durante toda la jornada de este jueves en la ciudad de Colón. Las 72 horas de huelga, en caso de aplicarse, se podrán realizar de manera continua o discontinua y la fecha será puesta por la conducción provincial. La Comisión Directiva quedó facultada a suspender la medida de fuerza si hay una convocatoria del Gobierno. Diez días. Ése es el plazo que AGMER le dio al Gobierno provincial para convocar a un ámbito de negociación salarial. Si la convocatoria no llega, entonces el ciclo lectivo sumará otras tres jornadas de paro que se cumplirán en la primera quincena de octubre.

Así lo resolvió el Congreso sindical que deliberó este jueves en Colón y al que todas las seccionales departamentales llegaron con mandato de seguir adelante con las medidas de fuerza, ante la falta de convocatoria del Gobierno.

No obstante, el gremio docente dejó abierta una puerta para la salida del conflicto. De acuerdo a lo resuelto, si el Gobierno los convoca a discutir la cuestión salarial en el plazo establecido, la medida de fuerza podría ser suspendida, al menos hasta conocer y evaluar el resultado de las negociaciones.

“No ha habido ningún tipo de convocatoria del gobierno provincial, por lo que la voluntad de todas las seccionales departamentales es un plan de acción con nuevas medidas de fuerza que posibilite o fuerce que el gobierno se siente a discutir con los trabajadores, cosa que hasta ahora no hemos logrado”, manifestó el secretario Adjunto de AGMER, Alejandro Bernasconi.

“Hemos tenido una manera de reclamo absolutamente transparente, hemos dado tiempo, hemos manifestado voluntad de diálogo, hemos solicitado que nos convoquen y luego realizamos medidas de fuerza. Esta es la dinámica con la que nos venimos expresando, de una manera absolutamente transparente y debatida en el conjunto de los trabajadores. Y la única respuesta que obtenemos es el silencio”, lamentó.

No obstante, el dirigente gremial confió en que pueda existir una convocatoria. “A eso apostamos”, dijo. Y expresó: “Si no creyéramos que se abre un universo de posibilidades cada vez que definimos medidas de fuerza no las tomaríamos. Las medidas de fuerza no son para hacer terapia, son para transformar realidades. Si las resolvemos es porque queremos que eso fuerce al diálogo y se generen respuestas”.

Fuente: Análisis Digital