El acuerdo de Fuertes y Bordet modificaría la Legislatura

Paraná.(RN). El resultado que dejó el escrutinio provisorio en la provincia indica, en caso de confirmarse, que en el Senado la oposición tendrá mayoría, con nueve de las 17 bancas. El Frente para la Victoria retuvo las ocho restantes. El panorama en Diputados es afín al gobernador que ganó las elecciones, con 18 de las 34 bancas, por la mitad más uno que la cláusula de gobernabilidad de la Carta Magna entrerriana otorga al mandatario electo, aún cuando no haya obtenido los votos necesarios. Los 16 escaños restantes se dividirán en 12 para Cambiemos y 4 para Unión Popular, que fue con el frente UNA. La negociación, en este escenario, deberá ser un eje del próximo gobierno.

Pero en las últimas horas, el gobierno entrerriano primero destacó el triunfo en Villaguay de la candidata a intendenta Claudia Monjo, del fuertismo, y valoró la banca de la senaduría del departamento por ese espacio político. Hoy, Adrián Fuertes, quien fue el candidato a gobernador de UNA en la provincia anunció que trabajará por un triunfo de Daniel Scioli (FpV) a nivel nacional.

Si los entendimientos entre Fuertes y Bordet continúan después del 10 de diciembre, ya sea por fugas de legisladores al bloque oficial o por acuerdos de gobernabilidad, podría darse que cambien los equilibrios en la Legislatura: el oficialismo podría sumar un apoyo en el Senado, y cuatro en la Cámara Baja.

El antecedente más cercano es 2011: los diputados Diego Lara, Rosario Romero, Juan Carlos Almada, Fabián Flores, Rubén Almará y Hugo Vásquez, que llegaron por el bustista Frente Entrerriano Federal se pasaron en 2012 a la bancada oficialista y dejaron al ex gobenador sin bloque.

Más recientemente, la esposa de Fuertes, la ahora electa intendente de Villaguay también fue una de las que alteró la relación de fuerzas en la Legislatura. Cuando Fuertes aseguraba ser un firme opositor a este gobierno, conformó un bloque unipersonal en representación de la renovación aunque conforme se acercó la fecha de las elección, Monjo volvió a votar con el urribarrismo lo que para muchos fue un llamado de atención respecto de la “sintonía” que volvía a existir entre los dos grupos. (RecintoNet)