El médico argentino Alejandro Houssay obtiene el Premio Nobel de Medicina.

El científico, primer presidente del Conicet, fue reconocido por sus investigaciones sobre el papel de la hipófisis en el metabolismo de los hidratos de carbono