Piden transparencia en el control de planes de viviendas ejecutados por contratistas

Paraná.(RN). Un proyecto de resolución de la diputada María Emma Bargagna (Fap-Paraná) busca impulsar un mayor control de los planes de vivienda cuya construcción realiza el Estado a través de empresas constructoras privadas, y evitar posibles actos de corrupción. En el texto al que accedió Recintonet, la legisladora realizó una serie de recomendaciones al Poder Ejecutivo como responsable del Instituto Autárquico de Planeamiento y Vivienda (IAPV).

En esa línea, Bargagna pide “que el control del cumplimiento de las cláusulas de cada contrato de Licitación pública para la construcción de Grupos Habitacionales sea realizada por técnicos del organismo elegidos por sorteo transparente, en el que participen todos los profesionales del área técnica” y “consecuentemente, se deje sin efecto el sistema actual por el cual los inspectores de obra son determinados profesionales seleccionados arbitrariamente”.

Además, solicita que “para evitar favoritismos, los inspectores de obra seleccionados del modo que se indica en el parágrafo anterior, cumplan los siguientes recaudos formales: utilicen para trasladarse hasta la Obra que deben controlar automóviles del I.A.P.V o, en su caso, del Estado Provincial, abandonándose el sistema de traslados de inspectores con automóviles provistos por la Empresa objeto de control; que el combustible que consumen los automóviles para el traslado de los inspectores sea provisto por el IAPV y/o el Estado Provincial y no por la Empresa contratista objeto de control”.

Respecto a los Pliegos Licitatorios, Bargagna solicita al ejecutivo que “disponga que el IAPV los modifique, eliminando como condición para adjudicación de obra que cada Empresa oferente debe aportar, para su propio control, hasta 300 litros de combustible por mes, además del vehículo que trasladará a los inspectores de obra”.

Y, finalmente, pide “que el IAPV lleve registro y dé a publicidad planilla actualizada en la que consten las Obras realizadas, nómina de las empresas contratistas adjudicatarias y nómina del o de los inspector/es asignados para el control de cada obra”.

En sus fundamentos, Bargagna remarcó que “la importancia del control de los planes de vivienda cuya construcción realiza el Estado a través de Empresas constructoras privadas se fundamenta en: 1) el volumen de fondos públicos que el pueblo invierte en ellas; 2) su incidencia en los presupuestos públicos y el riesgo que existe en la inversión; 3) la eminente finalidad social de las obras que tienen como destino atender necesidades prioritarias de la sociedad, evitando, en todos los casos, riesgo edilicio y ambiental”.

“Es así que la función de los auditores o inspectores del Estado (IAPV) adquiere fundamental importancia”, enfatizó. Por ello, “la independencia entre los inspectores de obra y las empresas contratistas -controlantes y controladas- debe ser férreamente defendida. Es más, debe ser demostrada incluso a través de actos simples, pero simbólicamente importantes”, recalcó la legisladora.(RecintoNet)