Urribarri busca frenar las pujas internas en el FpV

Junto a su sucesor, Gustavo Bordet, utilizó el Centro de Convenciones de Concordia para reunir a la dirigencia del PJ. Llamó a dejar de lado "el pesimismo, los cuestionamientos y las culpas". De cara al 22, dijo: "Es Scioli o el hambre"

Paraná.(RN). El gobernador, Sergio Urribarri, y su sucesor, Gustavo Bordet, reunieron en la Capital del Citrus a todos los candidatos. “Mi principal legado es el gobernador y el vice que les dejo a la provincia”, destacó el mandatario, antes de pedir el apoyo para “el candidato de nuestro movimiento, de la Presidenta y del pueblo”. Hubo cuestionamientos “al papelón de De Ángeli” y reconocimiento a la postura de Fuertes. “Después podremos charlar entre nosotros, pero ahora hay que llevar a Scioli a la Presidencia”, marcó el gobernador electo.

“Con fuerza, sin personalismos ni cuestionamientos entre compañeros, tenemos que salir a la calle y trabajar para llevar a Daniel Scioli a la victoria, porque si dejamos el gobierno en manos de los enemigos del pueblo los lamentos van a ser muy grandes”, señaló el gobernador.

El mandatario agradeció “de corazón” a todos los presentes por el trabajo llevado a cabo durante la campaña electoral. Flanqueado por su vicegobernador, José Cáceres, el gobernador y el vice electos y el próximo intendente de Concordia, Enrique Cresto, Urribarri expresó: “Gracias a los que ganaron y a los que perdieron, ya que no tengo dudas de que todos dejaron hasta el último gramo de energía para lograr que este peronismo gane por tercera vez una elección a gobernador en la provincia de Entre Ríos”, valoró. Señaló a Concordia como “la madre de muchas victorias del peronismo” e indicó que “en la otra costa, nadie puede dudar de que los compañeros dejaron la vida en el intento”.

Luego, Urribarri llamó a dejar de lado “el pesimismo, los cuestionamientos y las culpas” y a “caminar en estos días que quedan hasta las elecciones con las razones que nos asisten para imponernos en la elección del 22 de noviembre”. Entre las “razones” a las que aludió Urribarri, primero indicó que “Scioli es el candidato del peronismo, de la Presidenta, del movimiento y del pueblo argentino, que no acostumbra a andar con ambigüedades y sabe que es Scioli o la miseria, Scioli o el hambre, Scioli o la desocupación, Scioli o el 2001. Tenemos que rompernos el alma, para que la elección sea una revancha que nos damos los argentinos y los entrerrianos, que ganamos la provincia por 22.000 votos, pero podemos dar más”, agregó.

Otra de las razones que mencionó el mandatario para “salir con la frente bien alta” fue que el peronismo en la Argentina “va camino a ganar la quinta elección presidencial, algo que no ha pasado nunca en la democracia moderna en toda Latinoamérica, lo que habla de la vitalidad de nuestro partido”. Finalmente, señaló “la razón principal, que nos tiene que hacer inflar el pecho, es que nuestro partido es el único que puede dar cuenta todos los días de las contradicciones de la historia argentina y resolverlas siempre en beneficio del pueblo y nunca desestabilizando a la democracia, cosa que no puede exhibir casi ninguno de los que están en la lista de Cambiemos”, comparó.
Símbolos del triunfo y saludo de CFK
El mandatario simbolizó el triunfo en Entre Ríos en las figuras de Gerardo Chiapino, intendente electo de Federal, donde el peronismo no gobierna desde 1987, y de Nancy Miranda, senadora electa por ese departamento. También mencionó especialmente a Sivina Domé, intendenta electa de Villa Clara, donde el radicalismo gobierna hace 32 años. “El símbolo del triunfo está en estos compañeros. Pongansé de pie y dejen que les saquen fotos”, pidió Urribarri a los tres dirigentes, que fueron aplaudidos por los presentes.

Resaltó el mandatario lo logrado “entre todos los entrerrianos” en materia de obras públicas y en otras áreas, y luego reconoció: “Más orgulloso que de las escuelas, hospitales y rutas, me siento y me voy sentir el resto de mis días por el principal legado que le dejo a la provincia, que es el gobernador y el vice que van a asumir en diciembre. Gustavo y Beto tienen juventud, ganas, determinación y experiencia de gestión. Van a seguir llevando a la provincia por buen rumbo. No tengo la más mínima duda”.

Urribarri también valoró “la actitud de los compañeros que en su momento estuvieron equivocados y hoy advierten el riesgo que hay enfrente y han decidido a acompañar a nuestro candidato”, en alusión a la postura del postulante del massismo, Adrián Fuertes. “Celebro y reconozco la actitud de los compañeros del Frente Renovador que en Entre Ríos fueron los primeros en dar ese paso y acompañar a nuestra fórmula”, expresó

El gobernador se refirió luego a lo que denominó “el papelón de De Ángeli y Frigerio”, en relación a la postura de la alianza Cambiemos de no aceptar la derrota en la provincia y cuestionar el sistema electoral. Contó también que recibió un mensaje de la Presidenta, quien le mandó “un saludo al gobernador electo por lo que dijo en estas horas respecto a los comicios”.
Scioli, el único objetivo
“Agradezco en cada lugar de la provincia a los compañeros que llevaron adelante nuestra propuesta. Ha sido un esfuerzo enorme, hemos caminado con cada uno de ustedes cada ciudad y cada pueblo, en algunos lugares nos tocó ganar, en otros no tuvimos esa suerte, pero quiero destacar el compromiso inclaudicable de cada uno de nuestros candidatos, que pusieron todo”, valoró a su turno el gobernador electo Gustavo Bordet.

“Los necesitamos a todos, todos tienen que ser parte de este proyecto provincial para poder garantizar que en cuatro años recuperemos los lugares en los que no nos fue bien. Para eso, no tiene que quedar ningún compañero ni compañera afuera de este proyecto”, continuó Bordet.

“El resultado que alcanzamos es único en la Región Centro, ya que las otras provincias se perdieron, y si ganamos es por la militancia que se desplegó en cada ciudad”, agregó, antes de hacer “un especial reconocimiento al Consejo Provincial del Partido Justicialista, porque se la bancaron toda esta semana defendiendo nuestros votos”. También resaltó el rol de los fiscales “que cuidaron a pulmón cada mesa y cada voto”.

‘Tenemos por delante un gran desafío y les pedimos todo el esfuerzo para estas semanas, en las que hay que tomar el envión final para que Daniel Scioli sea nuestro Presidente y alcancemos la victoria final el 22 de noviembre. No podemos regalar tanto sacrificio”, dijo, antes de evocar la figura de Néstor Kirchner, a cinco años de su fallecimiento. “El mejor homenaje que le podemos hacer a Néstor es que este proyecto que él empezó en 2003 le dé la victoria a Daniel Scioli para garantizar la continuidad e ir por lo que falta”, añadió. “Es importante que cada intendente comunique a sus vecinos que una cosa es gobernar con un Presidente con la misma unidad de criterio, la sensibilidad necesaria, que conoce la provincia y que tiene el compromiso con Urribarri de que sea su ministro y con Beto conmigo de seguir transformando la provincia”, recalcó Bordet.

“No es lo mismo gobernar un pueblo o ciudad con un Presidente como Macri, al que no le interesa absolutamente nada el interior de la Argentina y viene con una fórmula de la Capital Federal y con funcionarios que han sido parte de gobiernos tristemente recordados porque fueron dictaduras o porque fueron lo peor del neoliberalismo en la Argentina. Podrán cambiar el discurso, pero no la forma de gobernar”, advirtió.

“Vienen para cobrárselas y recuperar lo que perdieron, que es lo que conquistó el pueblo argentino. Estas tres semanas son decisivas para que Daniel Scioli llegue al gobierno, con un equipo en el que el Pato será parte importantísima, al igual que muchos compañeros”, añadió, antes de convocar “a poner todo lo que hace falta” y asegurar que él estará “recorriendo la provincia como un militante más y ayudando a Urribarri, que tiene una responsabilidad muy grande en el gobierno nacional”.

“Hoy como peronistas tenemos la tarea indelegable de trabajar para que Scioli sea Presidente”, reiteró Bordet. “Ese es el único objetivo, no hay otro. Después podremos hablar entre nosotros todo lo que haga falta, pero no podemos regalar este balotaje porque si no realmente va a ser complicado no para nosotros como gobierno, sino para el pueblo argentino, para los trabajadores, para los más humildes, para la gente que más sufre”, concluyó.
Repetir la sinergia
Antes, hicieron uso de la palabra el intendente electo de Concordia, Enrique Cresto, que ofició de anfitrión, y el vicegobernador electo, Adán Bahl, que agradeció “a todos los compañeros que hicieron lo imposible para ganar primero el 9 de agosto y después el 25 de octubre”.

“La victoria se debe a la tremenda gestión del Pato y a la fuerza de nuestra militancia”, añadió Bahl, al tiempo que expresó: “No importa quienes ganaron o quienes perdieron. Somos todos compañeros y nos necesitamos para hacer un buen gobierno”.

También señaló que debe “repetirse la sinergia de estos ocho años en la próxima gestión, por lo cual debemos tener a Daniel Scioli como Presidente, por eso debemos poner todo el esfuerzo donde se ganó y donde no se ganó”, finalizó.

Por su parte, Cresto aseguró que no se perdió la provincia de Entre Ríos por “el trabajo de cada uno de ustedes, de cada intendente, concejal, pero conducidos por el gobernador Sergio Urribarri”. Y remarcó que “ahora está en juego es la patria y acá no hay que hablar de triunfalismos ni de personalismo, ni nadie se tiene que creer más que otro, porque en esta gran convocatoria hay ganadores y otros que perdieron, pero todos los que estamos acá nos tocó perder, ser derrotados y ganar, por eso lo importante es la fortaleza que tenemos que tener y dejar las diferencias locales de lado”.(RecintoNet)

Fuente: Elentrerios.com