Quieren anotar en un registro a los padres que obstruyan el vínculo con los hijos

Paraná,(RN). Un proyecto de ley ingresadó en la última sesión del Senado provincial, autoría de Rogelio Schild (Cambiemos-Diamante), propone la creación de un Registro Provincial de Obstructores de vínculo de los hijos con el Padre o Madre no-conviviente, abuelas/os y demás miembros de la familia extendida. Este organismo a crear funcionará en forma conjunta con el Registro de Deudores Alimentarios en el ámbito del Ministerio de Gobierno y Justicia, Secretaria de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, a través de la Dirección General de Asistencia Integral a la Víctima del Delito.

La iniciativa, a la que accedió Recintonet, entiende como “obstructor del vínculo con los hijos” a “toda persona, Padre, madre, Tutor o guardador, que impide el vínculo de los mismos con el progenitor no conviviente y/o familia extendida, entendiéndose por esta a los abuelos, tíos, primos y nuevos hermanos; cuando exista una orden judicial de cumplimiento del régimen de Visitas a favor del progenitor no conviviente y/o de la familia extendida, que a requerimiento judicial no haya cesado con la actitud obstructiva”.

Según el texto, que fue girado a la Comisión de Legislación General, la inscripción en el Registro o su baja se harán por orden Judicial de oficio o a requerimiento de parte.

Las funciones de este organismo, en tanto, serán las de registrar en un plazo no mayor a cuarenta y ocho (48) horas, las altas, bajas o modificaciones de los obstructores de vínculo que le informe el Poder Judicial; extender certificados de inclusión o de no inclusión en el Registro de Obstructores de vínculo con los hijos, ante el requerimiento de cualquier persona física o jurídica de carácter público o privado con interés legítimo, en forma gratuita; contestar los pedidos de informes que le efectúe cualquier persona física o jurídica de carácter público o privado; publicar el listado completo y actualizado, de obstructores de vínculo con los hijos en el Boletín Oficial de la Provincia al menos una vez cada 6 meses al año. Asimismo deberá publicar mensualmente, en la primera edición de cada mes, las altas y bajas que se efectúen, mencionando a que publicación plena se refieren; poner en conocimiento al Superior Tribunal de Justicia, Tribunal Electoral Provincial y Consejo de la Magistratura, el listado de obstructores de vínculo con los hijos.

Tal como ocurre con el Registro de Deudores Alimentarios, en este proyecto se dispone que las personas incluidas como Obstructores de vínculo con los hijos en el Registro que se crea por esta Ley, no podrán: obtener habilitaciones, concesiones, licencias, permisos ni celebrar contrato alguno con el Estado Provincial; acceder a cargos en el sector público provincial; realizar otros trámites que por vía reglamentaria se agreguen a la presente enunciación.

Además, en otro de los artículos dispone que “el Tribunal Electoral de la Provincia y el Consejo de la Magistratura deberán difundir durante cinco (5) días el listado de aquellos candidatos a cargos públicos electivos y/o inscriptos para acceder a cargos judiciales, que se encuentren en el Registro”.

La reglamentación, ordena la iniciativa, deberá realizarse “dentro de los ciento veinte (120) días, contados a partir de la entrada en vigencia de la presente Ley”.

Fundamentos

El senador de Cambiemos detalló que tres provincias en el país cuentan ya con un Registro de estas características: Santa Cruz, Mendoza y Río Negro, y rescató fundamentaciones de cada caso ante la creación de esos organismos para resguardar “la protección del derecho inalienable de los Niños y Niñas al contacto vincular con todos los integrantes de la familia en su más amplia acepción”. También el legislador citó normativa sobre los derechos de los niños, y recordó la creación, en 2002, del Registro de Deudores Alimentarios en Entre Ríos.

Dijo luego el senador, en uno de los párrafos, sobre el contacto vincular:  “Estos derechos-deberes compartidos son incumplidos en muchas ocasiones, como lo revela la praxis tribunalicia, ya que a causa de los conflictos de los mayores, muchas veces los niños se ven expuestos al lavado de cerebro, por así decirlo, del padre  persona a cargo conviviente con el menor, en contra del padre no conviviente. Esto se debe a problemas derivados de alguna situación de divorcio, engaño, o deuda de cuotas alimentarias. Los niños comienzan a ver en el padre no conviviente a un enemigo, o prefiere la distancia, ignorando verdaderamente la razón por la cual no accede a recibir la comunicación y vinculación con su padre no conviviente”.(RecintoNet)