La ley de la madera, sin avances en Diputados

Paraná.(RN). La intención del Poder Ejecutivo es derogar la norma que prohibía el envío de rollizos a Uruguay. La medida significó ponerse en contra a todo Gualeguaychú, un departamento signado por la lucha ambiental. En plena coyuntura electoral la iniciativa no registra movimientos y lo último que se planteó fue el reproche del gobernador Bordet por falta de tratamiento del proyecto, aunque obvió mencionar que en las Cámaras gobierna su partido.

Los resultados en las PASO en Entre Ríos dejaron mucha tela para cortar. Uno de los puntos salientes es la gran diferencia de votos a favor de Cambiemos en el departamento Gualeguaychú. Si bien es cierto que Atilio Benedetti, cabeza de lista de la oferta más importante del espacio, es de Larroque, no menos cierto es que su principal contrincante era Juan José Bahillo, dos veces intendente de la ciudad cabecera, quien encabezó la lista del justicialismo. A él podríamos sumarle a Emilio Martínez Garbino, expresidente municipal de Gualeguaychú que lideró la nómina de Encuentro Social, conformado por el socialismo y massistas junto a partidos minoritarios.

El margen a favor del macrismo fue notable: sacó el 50,08% de los votos del departamento, alcanzando los 29.812 acompañamientos. De ellos el 43,41% -25.842- correspondieron a la propuesta de Benedetti, mientras que 2.477 -4,16%- obtuvo Gracia Jaroslavsky y 1.493 logró Alejandro Carbó. El peronismo quedó casi 20 puntos abajo -31,37%-, perdiendo por más de 11 mil votos la contienda. Un dato llamativo y que marca un cambio de tendencia: todo el PJ cosechó menos votos -18.672-, que los obtenidos por Bahillo en su elección en 2011 sólo en Gualeguaychú ciudad: 21.282.

Dicho esto, se abre el interrogante: ¿es la Ley de la Madera, medida promovida por el Poder Ejecutivo provincial de Gustavo Bordet, una de las causas por las cuales el peronismo perdió terreno en Gualeguaychú?

No escapa a ese debate que el concepto de desarrollo se ha modificado en los últimos años, por lo que la ide de “sustentable” va supliendo la lisa y llana determinación de rechazar la venta de rollizos, norma que, en síntesis, no alcanzó para apagar las pasteras en Uruguay.

Cabe destacar que la presentación de la iniciativa significó entre otras cosas un enfrentamiento a la Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú, ONG conformada por vecinos autoconvocados en contra de la instalación de papeleras en la costa cercana de Uruguay, en el margen del río, auqnue esta organización social ha perdido buena parte del esplendor que la caracterizó en sus primeros años.

Un espacio protagonista de multitudinarias marchas, y movilizaciones históricas, se pronunció rápidamente en contra de la norma de Bordet, que deroga la norma aprobada en 2007 y que prohibía expresamente la venta de rollizos a Uruguay. El actual mandatario cree que en la práctica no se cumple, y por tal motivo no tiene sentido estar negando la posibilidad de que departamentos con fuerte industria maderera (Federación y Concordia, por ejemplo) no puedan explotar mejor sus recursos.

La gota que rebalsó el vaso tuvo lugar a mediados de este año, cuando en declaraciones televisivas el jefe de Estado provincial resaltó que la ley era “inconstitucional”, a la vez que aseguró que sólo había sido aprobada para “congratularse” con la Asamblea Ambiental. Los dichos no cayeron bien en la organización, que inmediatamente le escribió una carta abierta al gobernador, donde apuntaron directamente contra él: “Usted que no concedió a esta Asamblea la entrevista que prometiera en ocasión de su visita a Gualeguaychú”.

El 23 de marzo de 2017 la Ley de la Madera promovida por Bordet consiguió media sanción en la Cámara de Senadores de la provincia. Fue por 16 votos a favor y uno en contra, el de Nicolás Mattiauda, senador de Cambiemos por Gualeguaychú. “Atenta contra la lucha ambientalista” objetó en aquella oportunidad el senador.

La última esperanza de los ambientalistas reside en la Cámara de Diputados, donde actualmente el proyecto sigue esperando tratamiento en comisiones. Allí ya adelantaron que no acompañarán la norma ni Juan José Bahillo ni Leticia Angerosa, ambos de Gualeguaychú. A ellos se sumará Gustavo Guzmán, de Paraná, quien adelantó el contacto con RecintoNet que no apoyará la inicativa: “La norma hoy por hoy está parada y no hemos tenido mayores novedades. Sí puedo adelantar a título personal que no la voy a votar a favor, como un signo de acompañamiento y solidaridad a un pueblo que ha luchado mucho por su soberanía ambiental”.

Consultado por la relación entre la norma, la posición de Bordet y el resultado electoral, el diputado no consideró que haya sido determinante, pero admitió que pudo haber influido en el escenario de los comicios: “No creo que haya una correlación directa entre la ley y los votos. Sí considero que ha generado malestar en una sociedad que hace años viene peleando contra las pasteras y la contaminación de los ríos”.

La estrategia kirchnerista tampoco funcionó

Martín Piaggio, actual intendente de Gualeguaychú, se ha mostrado en diversas ocasiones en la vereda de enfrente de Gustavo Bordet. De tono netamente kirchnerista, el presidente municipal ha criticado en varias ocasiones la postura de la Casa Gris respecto de medidas adoptadas por el Gobierno nacional.

Su posición también le ha valido cruces con Pedro Guastavino, actual senador nacional por el justicialismo y oriundo de ese departamento, quien sí ha acompañado leyes promovidas por la Nación, como el pago de holdouts y los pliegos de los polémicos jueces de la Corte Suprema, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkratz.

Luego de las PASO la aparición de una bandera donde se leía una inscripción pidiendo la vuelta de la expresidenta fue motivo para que el legislador nacional hablara en duros términos del proceso electoral en su departamento, pidiéndole a la militancia que se pusiera “los pantalones en serio”.

Lo cierto es que la estrategia K de Piaggio tampoco tuvo efectos en las urnas. Jorge Barreto, actual diputado nacional que promovió una postulación ligada directamente a la figura de Cristina Kirchner, obtuvo sólo 1.937 votos, quedando detrás incluso de los nulos, que fueron 2.361 y muy cerca de caer con el Movimiento Socialista de los Trabajadores, que alcanzó los 1.878.(RecintoNet)