El oficialismo propone una nueva ley de Centros de Estudiantes

Paraná.(RN).  A poco más de cuatro años de la entrada en vigencia de la Ley Provincial 10.215 de Centros de Estudiantes, el oficialismo entrerriano promueve una nueva normativa que reemplace y “supere” la vigente, que reconoció el derecho de agremiación de los estudiantes. El nuevo texto ingresó bajo el número de expediente 22.461, y propone derogar la norma actual. “No es porque la misma haya sido escasa en su contenido. Sino que nos parecía de mejor técnica legislativa que haya un solo texto que, contemplando lo anteriormente regulado en la Ley 10215, incorpore estos nuevos artículos que proponemos en este proyecto”, consideró el diputado Juan José Bahillo (FpV-Gualeguaychú), autor de la iniciativa.

La iniciativa, a la que accedió Recintonet, incorpora el cupo femenino dentro de los Centros de Estudiantes; además, extiende la potestad de que los Centros de Estudiantes tengan plena disposición y administración de su propio capital, supeditado a la ulterior rendición de cuentas por parte del Órgano de Fiscalización, constituido por miembros de la lista que menor cantidad de votos hubiere obtenido en los comicios, explicó el legislador.

En el mismo orden, el proyecto propone crear “un Fondo de Financiamiento destinado a apoyar, fomentar y ejecutar las políticas públicas relacionadas de manera directa con actividades propias de Centros de Estudiantes. Dicho fondo será administrado por las autoridades de aplicación o por el organismo que el Poder Ejecutivo designe”, y detalla cómo estará conformado ese Fondo. “Dicho otorgamiento responderá a la presentación de proyectos por parte de los Centros de Estudiantes, y a su posterior examinación respondiendo al grado de viabilidad, a cargo de las autoridades de aplicación”, aclaró el diputado.

En el Capítulo VI de la iniciativa propone incorporar la mediación en el ámbito escolar, con el objetivo de “ trabajar sobre la creciente conflictividad que puede suscitarse en los establecimientos” educativos. En ese sentido, se instaurarían “Medios Alternativos de Resolución de Conflictos que se susciten entre los actores de la comunidad educativa”. Consecuentemente, se consolida en la fundación de un Centro de Mediación Educativa (denominado “Ce.M.Ed.”) dependiente de la autoridad de aplicación. El mismo se encontrará a cargo de un Referente que será designado en cada una de las Departamentales de Escuela y será propuesto por el Consejo General de Educación, quienes a su vez fijaran la retribución de dichos referentes. Y en el capítulo abunda sobre la mecánica de elección de los mediadores y procedimiento. (RecintoNet)