Termina la feria judicial: cuáles son las causas que vuelven a estar en foco

Paraná.(RN).El 1 de enero comenzó la feria judicial, que concluye este miércoles, por lo que volverán las actividades ordinarias del Poder Judicial de Entre Ríos. Entre ellas, la continuación de investigaciones en varias causas sensibles, que molestan al poder político entrerriano, y se espera el desarrollo de juicios, entre ellos el que llevará al banquillo al cura Justo José Ilarraz en abril próximo, investigado con siete denuncias por abusos y corrupción de menores, hechos que ocurrieron mientras fue prefecto de disciplina en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo, entre 1985 y 1993.
En los tribunales de Paraná varias causas tienen en vilo al presidente de la Cámara Baja y ex gobernador, Sergio Urribarri, y podrían llegar a juicio este año. Fuentes tribunalicias confiaron a Página Judicial que en las próximas semanas el Ministerio Público Fiscal elevará a juicio tres causas donde se investiga el desvío de 47 millones de pesos que el Estado provincial desembolsó para sostener la candidatura presidencial de Urribarri. El diputado enfrenta acusaciones por los delitos de peculado y negociaciones incompatibles con la función pública.
El ex gobernador Urribarri deberá responder por la publicación, en junio de 2014, de una solicitada en 18 diarios nacionales para que todos los sectores se unan contra los fondos buitres, por la que se pagaron 4 millones de pesos; también por la contratación que hizo con la productora Nelly Entertainment SA por un monto de 28 millones de pesos en el marco de la Cumbre del Mercosur, que se desarrolló en Paraná en diciembre de 2014; y por la instalación del parador playero en Mar del Plata, en el verano de 2015, por el que se pagaron 15 millones de pesos. Los investigadores judiciales creen que todo fue parte de una estrategia más de proselitismo para instalar la candidatura presidencial.
También el ex ministro y actual diputado provincial Pedro Báez está imputado por la contratación directa que hizo el Estado entrerriano con la productora Nelly Entertainment SA por 28 millones de pesos para promocionar la Cumbre del Mercosur.  En el caso de Urribarri y Báez, podrían postergar el juicio amparándose en los fueros por su condición de legisladores.
Pero en esa causa también está imputado el empresario Jorge Corcho Rodríguez, como partícipe; el cuñado de Urribarri, Juan Pablo Aguilera; el titular de la  empresa que montó la infraestructura se llama El juego en el que andamos, de Gerardo Caruso; el ex ministro de Turismo, Hugo Marsó; y la contadora Corina Cargnel.
A fines de diciembre, otro diputado quedó imputado por la Justicia. Se trata del titular de UPCN, José Allende, quien quedó imputado por el delito de coacción en la causa que se inició a raíz de las amenazas proferidas al abogado y militante justicialista Juan Orlandi, en el marco de una conversación telefónica entre ambos que tuvo lugar el día de las últimas elecciones. El legislador también está imputado en otra causa por coacción por amenazar el periodista Martín Carboni.
Siguiendo con la Cámara Baja provincial, en diciembre asumió su banca el diputado y exintendente de Larroque Raúl Riganti, en reemplazo del saliente legislador nacional, Juan José Bahillo. Pero el dirigente peronista que llegó a la Cámara provincial está procesado por administración fraudulenta de bienes del Estado, en la causa por sobreprecios en la obra pública en su pueblo.
De acuerdo con la denuncia, entre abril de 2015 hasta principio de mayo de 2016, se habría detectado un supuesto sobreprecio en una obra pública de pavimentación de varias arterias de Larroque. El caso tomó notoriedad y alcance nacional luego de la decisión del actual intendente Darío Benedetti (Cambiemos) de devolver el resto del dinero no abonado al Estado Nacional (unos 13 millones de pesos) y promovió la denuncia.
Una de las causas emblemáticas en la provincia que tendrá su juicio este año es la del supuesto desvío millonario de fondos en el seno del Senado entre 1995 y 1999, que tiene entre los acusados al exvicegobernador bustista Héctor Alanís. El proceso estaba fijado entre el 17 y 31 de octubre del año pasado, pero el cronograma fue modificado y se había pospuesto para los días entre el 12 y el 28 de febrero. Sin embargo, las fechas fueron quitadas del calendario oficial, y se desarrollaría, en principio, entre el tendrá lugar del 8 al 20 de marzo próximo, aunque aún no figura en el calendario oficial en la web del Poder Judicial.
La causa que sí ya está agendada para las fechas del 5 al 13 de marzo es la que sentará al banquillo al exdiputado y ex titular del Suoyem, Hugo Vázquez, por presunto peculado. Surgió por una denuncia presentada en 2012 durante la administración de la exintendenta de Paraná, Blanca Inés Osuna, en el momento más álgido de su enfrentamiento con el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (Suoyem). La causa está caratulada “Casco Carlos, Elsesser Marcelo, Giménez Carlos, Velásquez Hugo s/Peculado”.
Además, espera fecha de juicio el ex ministro de Salud Ariel De la Rosa, junto a seis dirigentes de UPCN. La audiencia estaba programada para noviembre, pero fue suspendida a pedido de uno de los abogados defensores, Marcos Rodríguez Allende, por razones particulares, y no se ha fijado nueva fecha. Serán juzgados por supuesta coacción agravada contra la directora del Hospital Colonia de Salud Mental de Diamante, Noelia Trossero.
Causa Ilarraz
El juicio se iba a desarrollar en noviembre del año pasado, pero el Poder Judicial resolvió fijar nueva fecha para las audiencias, en función de la licencia por enfermedad que solicitó el juez Darío Ernesto Crespo. De esta forma, los debates serán del 9 al 27 de abril. Un caso resonante, a partir de una investigación de revista Análisis, que tiene en la mira a la Iglesia Católica. (RecintoNet)